Saltar al contenido

Tarimas de Exterior de Madera

tarimas de exterior de madera natural maciza

Tarimas de madera maciza para exterior de la mejor calidad


Tipos de tarima de exterior de madera


Colecciones tarimas de exterior de madera


La tarima de exterior de madera natural es un pavimento idílico, que nos invita a salir a la intemperie para disfrutar de nuestra estancia exterior. Al ser de madera natural, se mimetiza a la perfección con la vegetación y con casi cualquier entorno, aportando una sensación de libertad sin la necesidad de salir de nuestra casa. La calidez y belleza que aportan las tarimas de exterior de madera son incomparables a la de otros materiales sintéticos. No solo por su tacto confortable y su aspecto natural, sino también por sus excelentes prestaciones. De las cuales cabe señalar, su gran durabilidad, gran resistencia a las condiciones climatológicas y fácil mantenimiento. Por todo ello, podremos tener una tarima de madera exterior en perfectas condiciones durante muchísimos años. Ya sea para nuestro balcón, terraza, jardín, piscina, porche o patio, las tarimas de exterior de madera son un distintivo de categoría y calidad.

tarima de exterior de madera natural con mantenimiento sencillo

TARIMA DE EXTERIOR DE MADERA FÁCIL DE INSTALAR

Con las tarimas de exterior de fácil instalación, podrás hacer tú mismo la colocación de una manera mucho más rápida y sencilla que con las del método tradicional. ¡No es necesario usar ni tan solo un tornillo! Esta tarima de exterior click es 100% accesible, es decir, podemos levantar cualquier tabla y acceder al subsuelo, sin necesidad de desmontar el resto. Por este motivo, no hay necesidad de hacer registros si tenemos algún desagüe o similar. Su perfil de grapa oculta, permite una perfecta filtración en días de lluvia, con una mínima distancia entre tablas.

TARIMA DE EXTERIOR DE BAMBÚ

La tarima de exterior de bambú tiene un rendimiento superior frente a zonas de alto tránsito, su gran resistencia y durabilidad así lo corroboran. Además, cuenta con propiedades antialérgicas y antiestáticas. También tiene una gran resistencia al fuego, con clasificación Bfl-s1 para suelo y Bs1d0 para pared y techo. Esta fantástica tarima de exterior de belleza sin parangón es además ecológica, ya que cuenta con certificado FSC que acredita un uso responsable del bambú, evitando la deforestación de los bosques y cuidando así el medio ambiente.

VENTAJAS DE LAS TARIMAS DE EXTERIOR DE MADERA

Ahora vamos a revelar las ventajas más significativas que proporcionan las tarimas de exterior de madera natural:

  • Gran durabilidad, con unos mínimos cuidados podremos disfrutar de una tarima como el primer día durante muchos años.
  • Excelente resistencia a las inclemencias climatológicas, ya sea lluvia, nieve, hielo o sol intenso.
  • Belleza inigualable, el atractivo de la madera natural es único y extraordinario.
  • Tacto agradable, este tipo de tarimas tienen un tacto muy suave que invitan a caminar descalzo sobre ellas.
  • Mantenimiento sencillo, aplicando una capa fina de aceite dos veces al año, la tarima estará en perfectas condiciones.
  • Resistentes a insectos como la termita y carcoma, todas las maderas tropicales tienen una extraordinaria resistencia frente a estas plagas.
  • Permite realizar reparaciones, la madera permite multitud de reparaciones en caso de desperfecto.
  • Absorbe poco el calor, se sobrecalienta mucho menos que las tarimas de exterior sintéticas.
  • Baja resbaladicidad, la madera al ser porosa no resbala tanto como una superficie no porosa.
  • Transmite poco el frío, en invierno la madera es bastante cálida.
  • Económicas, si comparamos lo que nos va a durar con el precio, veremos que las tarimas de exterior de madera son baratas a largo plazo, ya que nos puede durar toda la vida.

TIPOS DE MADERA PARA EXTERIOR

Las maderas más habituales en la fabricación de las tarimas de exterior son las maderas tropicales. Este tipo de maderas están aclimatadas a los cambios bruscos de temperatura y son muy resistentes frente a insectos, hongos y humedad. A continuación os detallamos las principales:

  • Teca: Tiene su origen en el sudeste asiático, aunque también hay plantaciones en Sudamérica y África. Gran durabilidad, resistencia y estabilidad, lo que la convierte en una de las mejores opciones para exterior. Además, la madera de teca genera una resina que la hace inmune al ataque de insectos y hongos. Su color es de un marrón intenso tirando al rojizo, pero también puede tener tonalidades más suaves.
  • Ipe: Madera muy dura con asombrosa resistencia a golpes, humedad, insectos y hongos. Aspecto elegante de color marrón rojizo o aceituna, con tonalidades que pueden ser claras o oscuras, de textura suave muy agradable al tacto. Se encuentra en Centroamérica y en el norte de Sudamérica.  
  • Iroko: Conocida como la teca africana, ya que tiene características muy similares, pero con la particularidad de que es una tarima más barata. Originaria del centro de África, con un bello color amarillo pálido, presenta una excelente dureza, flexibilidad y estabilidad.
  • Cumarú: También conocida como madera de Choibá, tiene su origen en el norte del Amazonas y América Central. Madera de altísima calidad y dureza, con muy buena resistencia a los cambios climatológicos y al ataque de los insectos. Gran variedad de tonalidades marrones de aspecto elegante.
  • Elondo: Originaria de la India y conocida como madera de Talí, aunque también la podemos encontrar en África con el nombre de roble africano. Madera extremadamente dura y densa, de gran durabilidad debido a su resistencia a la degradación. Colores que van desde rojizos claros hasta amarillentos.
  • Bambú: La madera de bambú es excelente para uso exterior debido a su dureza, durabilidad, resistencia a la humedad y a agentes externos como insectos y hongos. Además, posee cualidades antiestáticas y hipoalergénicas. La encontramos en una gran variedad de zonas de Asia. Su color original es muy claro, pero es frecuente aplicar procesos de tostado para conseguir colores rojizos o marrones oscuros.

También existen maderas como el pino, que aunque principalmente su uso no es recomendable para exterior, se le puede aplicar un tratamiento de autoclave para mejorar el comportamiento a la intemperie. Esto se hace para abaratar costes y conseguir una tarima de exterior barata, más económica que una tarima de madera de calidad. Aunque lógicamente, dista mucho de tener las mismas prestaciones y durabilidad.

MANTENIMIENTO DE LA TARIMA DE EXTERIOR

Para la limpieza de nuestra tarima de exterior de madera maciza, podremos utilizar agua y jabones neutros específicos para madera. Por otro lado, para conseguir que su aspecto se mantenga a lo largo del tiempo en espléndidas condiciones, deberemos aplicarle un tratamiento de protección con aceite dos veces al año. Este proceso consiste en dos sencillos pasos: Una vez tenemos la tarima perfectamente limpia y seca, aplicaremos con rodillo, brocha o mopa, una capa de aceite protector por toda la superficie y ya estará lista, ¡así de fácil!

En el caso de que se descame o se raye la tarima por la consecuencia que sea, debemos realizar un cepillado con una lija de mano, después retirar el polvo y suciedad, para finalizar con la aplicación del aceite.

TARIMAS DE EXTERIOR ECOLÓGICAS

Todas las maderas de nuestras tarimas de exterior provienen de bosques sostenibles para evitar la deforestación y la sobreexplotación. Por ello, cuentan con el prestigioso certificado FSC, que indica el compromiso con el medio ambiente y con la sostenibilidad.

¡Hidra Floors te ofrece lo mejor de la naturaleza para tu jardín o terraza!